Publicado: 28 de Febrero de 2021

El masaje facial japonés Kobido, también conocido como el “lifting facial natural y sin cirugía”, rejuvenece, repara, previene y reduce el proceso de envejecimiento de la piel.

Solicita tu cita en Carezza Estética para recibir este masaje y verás que sus resultados son visibles desde la primera sesión. Con un tratamiento continuado y de una forma natural conseguirás:

  • Recuperar el tono, dar luminosidad e hidratación a la piel, dotarla de frescura y un aspecto saludable y juvenil al aportar mayor número de nutrientes y mejorar la circulación de la sangre y el flujo linfático.
  • Prevenir y reducir progresivamente líneas de expresión, arrugas y flacidez.
  • Reparar el tejido facial, incluso manchas y cicatrices.
  • Renovar la piel rápidamente, estimulando el metabolismo celular.
  • Reducir arrugas y líneas de expresión al liberar la tensión bloqueada en los músculos faciales y del cuello.
  • Prevenir el envejecimiento prematuro de los tejidos al eliminar toxinas.
  • Reducir, eliminar y prevenir bolsas, ojeras y arruguitas de los ojos.
  • Equilibra y armoniza la energía no solo en el rostro, sino también a nivel global.

Gracias a este masaje que podrás recibir en Carezza, obtendrás una profunda relajación.

Tras una sesión te sentirás descansado, relajado, con la mente despejada, como después de un sueño profundo y reparador. Por ello se considera una técnica muy eficaz para reducir el estrés.

La relajación profunda hace que se tenga más vitalidad y libera los bloqueos de la musculatura facial y del cuello, relajando las zonas tensionales que provocan arrugas. Kobido, en japonés, 古美道, significa “antiguo camino de la belleza”. Se remonta al siglo XV y era un tratamiento reservado, en exclusiva, para la familia Imperial y las familias más nobles y adineradas de Japón.

Según la filosofía del Kobido, la Belleza surge del equilibrio perfecto entre la salud física, emocional y espiritual.

Kobido, en Carezza, para ti.